Documento complementario propuesta Ordenanza Basura Cero

La Alianza presentó un documento complementario a la propuesta de ordenanza, el que contiene información contextual y fundamentos relevantes que conllevan una ecopolítica Basura Cero. Además, incluye ejemplos concretos de ciudades y comunas que han implementado este concepto con el fin de combatir la contaminación para relacionarse de forma más sana con la naturaleza que nos rodea, de la cual los humanos también formamos parte.

Propuesta de Ordenanza Basura Cero

Durante el 2020, integrantes de la Alianza redactaron una propuesta de Ordenanza Basura Cero y un documento complementario, para que los municipios que desean avanzar en temas de sustentabilidad tengan una base.
La propuesta de Ordenanza contiene 20 páginas y se divide en cuatro títulos:

  • Título I: Objetivos, principios y definiciones.
  • Título II: Disposiciones.
  • Título III: Inclusión efectiva de recicladores base
  • Título IV: Financiamiento y/o promoción de iniciativas que aporten al cumplimiento de los objetivos de la ordenanza.

Se reactiva evaluación de proyecto de incineración rechazado por la comunidad

La empresa WTE Araucanía insistirá en la implementación de una planta para quema de basura en Lautaro. Todo esto pese a que la Municipalidad de Temuco canceló el contrato con la compañía hace meses. Te invitamos a leer la noticia completa de AraucaníaDiario y rechazamos completamente la acción deliberada de empresarios sin considerar los daños directos a naturaleza y comunidades aledañas.

Link: https://araucaniadiario.cl/contenido/11518/reactivan-evaluacion-de-proyecto-de-incineracion-de-basura-rechazado-ampliamente

INFORME: SITUACIÓN ACTUAL SOBRE LA IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN DE RESIDUOS PLÁSTICOS EN CHILE

Entre 1992 y 2018, el movimiento de residuos plásticos hacia China acumuló el 45% de la basura plástica del mundo. 

Bajo este escenario, durante el año 2018, China aplicó restricciones de importación a 24 tipos de residuos sólidos incluyendo los residuos plásticos. 

Como resultado de esta política, se han observado cambios en las rutas de exportación de dichos residuos , especialmente hacia países del hemisferio sur  y sureste asiático.

El convenio de Basilea es el tratado internacional de partes y países sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de Desechos Peligrosos y su Eliminación. Su principal objetivo es proteger la salud humana y el ambiente de los efectos adversos que provocan los desechos peligrosos en la salud humana y en los ecosistemas y, toma en cuenta, la vulnerabilidad de los países en desarrollo.

Bajo este escenario, durante el año 2019, la Convención adopta nuevas enmiendas que aluden al movimiento de residuos plásticos sucios, mezclados y halogenados. Algunos de los impactos, apuntan al incremento exponencial de residuos plásticos a países en desarrollo lo cual ha convertido a zonas del sureste asiático en verdaderos basurales.

En cuanto a Latinoamérica, se visibiliza un aumento en las exportaciones de residuos plásticos desde Estados Unidos hacia Ecuador y México.

En cuanto a Chile, el 1% de las resinas plásticas importadas (equivalentes a 7.636 Ton.) es plástico origen reciclado –PET en formato semielaborado/reciclado-. El resto se compone de resinas vírgenes que son transformadas y utilizadas a nivel local en diversos sectores económicos, como por ejemplo; el de envases y embalajes, los cuales son de alta demanda en la industria de la agroexportación. 

Chile también es un país que exporta residuos plásticos, existiendo un movimiento comercial de estos hacia el exterior. Esto es posible identificando las partidas arancelarias del grupo 39 en Aduana Chile. 

Empresas dedicadas a la gestión de residuos en el país, declaran exportar desechos plásticos y/o materia prima en base a residuos plásticos -se consultó a la empresa Enfaena pero se negaron a presentar datos para este informe-. Esto supone una situación no verificada por las autoridades, al menos en lo que respecta a la nueva Enmienda de Plásticos del Convenio, la cual entró en vigor el 1 de enero de 2021. Sin embargo, hasta la publicación de este informe, el Estado de Chile no ha normado para su implementación.

Las constituyentes Basura Cero

Este fin de semana viviremos un hito que marcará el futuro de Chile y nos permitirá transformar los actuales paradigmas sociales y económicos en pos de una sociedad más justa y solidaria. 

Este 15 y 16 de mayo, con un lápiz y un papel, decidiremos quiénes son las personas indicadas para representar al pueblo en el proceso de elaboración de una nueva Constitución, desechando el triste legado del documento de 1980 que ha sido utilizado como barrera a transformaciones necesarias para el país.

En este contexto de esperanza y evolución, la Alianza Basura Cero se enorgullece en presentar a dos candidatas que pondrán sobre la mesa de trabajo constitucional los derechos de la naturaleza, pueblos originarios y recursos básicos como el agua. Ellas son: Soledad Mella, en representación del distrito 11 y Alejandra Parra, candidata por el distrito 23.

“Debemos tener un Estado ambientalista, democrático y participativo”

Soledad Mella Vidal es dirigente de la Asociación Nacional de Recicladores de Chile, pertenece a la secretaría de comunicaciones de la Red Latinoamericana y del Caribe de Recicladores (LACRE), además de pobladora y dirigente en la población Lo Hermida. Sus motivaciones para formar parte de este proceso constituyente son diversas: “Los ideales que me movilizan tienen que ver, por una parte, con conseguir que construyamos esa dignidad que el pueblo proclama y necesita, así como también tener la libertad de expresión para poder comunicar y decir lo que pensamos. Uno de los ideales que más me moviliza es lograr poner en esta Constitución temas medioambientales que son tan importantes para la humanidad y nuestro planeta”.

En su opinión, la Constitución no será escrita entre cuatro paredes con 155 representantes, sino que las propuestas deben ser construidas por la gente en las calles, territorios, cabildos, asambleas y organizaciones: “Somos 18 millones de chilenos los cuales tenemos derecho a participar en este proceso de una forma abierta, colectiva y participativa”.

Respecto a su rol como representante de la Alianza Basura Cero, Soledad lo ve como una gran oportunidad para dar voz a los activistas ambientalistas y organizaciones que luchan por los derechos del planeta y todas las especies que lo habitan: “Pertenecer a la alianza significa darle sentido a uno de mis principios más potentes que tengo como mujer, pobladora y sobre todo como recicladora. Me considero una activista ambientalista porque creo firmemente que la única forma de cambiar el modelo económico y transformar el país en algo bueno es a través de estos temas, que son transversales medioambiental y económicamente”. 

Por último, Soledad expresa la que considera su mayor tarea en el proceso constitucional que se aproxima y su deber de representar a las minorías generalmente no consideradas: “Quiero ser la voz de los sin voz, el rostro de los sin rostro, visibilizar al quintil más bajo de esta sociedad y a los hombres y mujeres informales que hacen posible un país como el que tenemos”. A esto, agrega “Proclamar con lucha y resistencia, no solo dentro de esa mesa de discusión constitucional, sino que en las calles, territorios, en cada barricada y en cada marcha nuestros derechos y hacer carne de los caídos, de los mutilados, de los presos injustamente y sobre todo hacer carne la resistencia del pueblo mapuche que pelea constantemente contra la militarización del Wallmapu y el atropello de sus derechos fundamentales”.

“Necesitamos aprovechar este momento de crisis para generar un cambio de fondo que nos redireccione como país”

La candidatura de Alejandra Parra fue una decisión colectiva. Desde las Organizaciones Sociales y Territoriales de Wallmapu determinaron llevar a Alejandra, junto con otros cinco compañeros y compañeras dirigentes, en una lista. “Pensamos que quienes escriban la nueva Constitución para Chile deben ser personas que conozcan la realidad que se vive en los territorios, que tengan una trayectoria de lucha y compromiso. De esta manera podremos disputar con conocimiento de causa y análisis crítico, el poder que le corresponde a los pueblos que habitamos Chile, que hoy está en manos de una élite económica y política que nos tiene en una situación de sometimiento y crisis ambiental, social, sanitaria, económica y política”.

Las principales propuestas de su campaña radican en el reconocimiento de los derechos de la naturaleza, de los pueblos originarios considerando los políticos colectivos, del derecho humano al agua y de todos los derechos humanos, además de una propuesta de “seguir organizándonos, deliberando y movilizándonos por el futuro y el presente que queremos. Por un país y un planeta con justicia para las personas sin importar su sexo, raza o edad. Trabajaremos para los pueblos, la biodiversidad del planeta y para la naturaleza de la que formamos parte”.

Por otra parte, Alejandra explica el papel que juega la Alianza Basura Cero Chile en su vida y actual campaña: “Ser parte de la Alianza es una gran herramienta que me permite complementar el trabajo que realizo desde mis organizaciones de base: la Red de Acción por los Derechos Ambientales (RADA) y la Red de Defensa de los Territorios. Es una ventaja y un respaldo ser parte de la Alianza, porque me permite además conectarme, dialogar y colaborar con organizaciones de distintas regiones del país sobre un tema que me apasiona y que es realmente transformador: cómo avanzar hacia formas de vida en las que no generemos basura. Es una alegría ser una de las candidatas constituyentes de la Alianza, esto demuestra la potencia que tiene esta red.”

Ahora queda en manos de la ciudadanía la elección de personas que encarnen el sentir y las intenciones de país que queremos construir. Desde este espacio dejamos una invitación abierta a quienes se sientan representados por las candidatas Basura Cero para entregarles sus votos en los distritos 11 y 23.